San Sebastián, 27 dic (EFE).- Los abogados de la mujer de procedencia cubana detenida hace dos semanas en San Sebastián en una operación contra el tráfico de drogas en la que fueron arrestadas otras cinco personas y decomisados 1,550 kilos de cocaína han solicitado la libertad de su defendida por entender que es «un eslabón sumiso de una cadena indeseable».

De los detenidos, tres fueron puestos en libertad y otros tres, entre ellos la única mujer del grupo, ingresaron en prisión por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 4 al ser considerados los supuestos cabecillas de la banda, a la que también ocuparon más de 50.000 euros en metálico.

En un escrito presentado al juzgado, al que ha tenido acceso EFE, los letrados de la arrestada, Fernando Pamos de la Hoz y Cristina Morcillo, argumentan que su representada puede quedar en libertad provisional porque no existe riesgo de fuga y porque «nunca habría tenido dominio de acción alguno» en este caso.

Recalcan que no hay peligro de destrucción de pruebas porque se ha levantado el secreto de las actuaciones e insisten en que la mujer no era «dueña de lo presuntamente aprehendido, ni dueña del destino de lo mis» y no tenía «dominio de acción alguna sobre nada y nadie».

​Señalan que sus «movimientos sospechosos» fueron «inexistentes» y que las llamadas telefónicas en las que aparece en las actuaciones fueron «inocuas».

Precisamente, en otro escrito, en el que solicitan una serie de diligencias sobre las grabaciones realizadas durante la investigación, indican que la mujer era novia del considerado principal sospechoso y que todos los momentos en que estaban juntos «eran consecuencia de la relación» y no de acciones delictivas.

DIARIO VASCO

EN LOS MEDIOS