Entre las consecuencias más graves de la cárcel y que afectan a la humanidad de las personas en la esencial vertiente afectiva son las que se traducen en pérdida de vínculos familiares, rupturas separaciones y abandonos. Las personas presas pueden ir perdiendo las vinculaciones emocionales intensas que mantenían antes de su ingreso en la cárcel.

Al inicio de la condena, los amigos y familiares del preso posiblemente se vuelquen en él o en ella, pero con el paso del tiempo los vínculos se irán deteriorando e incluso perdiendo. Así, el recluso se acabará convirtiendo en un elemento extraño e incluso distorsionador de la vida de las demás personas de su entorno.

Uno de los aspectos más duros del contexto penitenciario es la manera en que se obliga al preso a mantener las relaciones con las personas del exterior. Estas comunicaciones se realizan a través de un pequeño habitáculo separado de un cristal, denominado locutorio, donde no hay posibilidades de intimidad efectiva. La estructura de los locutorios impide cualquier tipo de contacto físico e incluso distorsionado gravemente la mera comunicación verbal. Quedan aún locutorios en los que el que habla tiene que acercar la boca a una especie de tubo que hace un micrófono, mientras que el que escucha, separado por rejas y cristales blindados, ha de acercar el oído a otro tubo.

Existe una relación lineal entre la distancia del domicilio familiar y las visitas. Es evidente que cuando la familia reside en una Comunidad Autónoma diferente a aquella en la que se encuentra ubicada la cárcel, el porcentaje de presos que recibe visitas, cae drásticamente. El alejamiento del domicilio familiar, sin que medien otras circunstancias, constituye por sí solo una causa desencadenante de desarraigo y desvinculación y, por lo tanto, se opone frontalmente al trabajo resocializador. Ese enorme coste económico normalmente recae en las familias, y no todas disponen del mismo poder adquisitivo; por eso, en ese este aspecto, como en casi todo, los más pobres sufren especialmente las consecuencias de la distancia.

PUBLICACIONES