La Justicia debería ser por y para el conjunto de la sociedad. ¿Cómo iba a serlo si ni siquiera yo, que he recibido como Letrada una formación técnica y jurídica específica durante años, puedo entender muchas de las resoluciones que se dictan sin antes leerlas dos o tres veces? ¿Qué sentido tiene que la población en general no pueda entender por sí misma el contenido de las resoluciones que tanto les afectan? Los abogados tenemos que lidiar con un vocabulario técnico que impide a las personas entender qué está pasando con su asunto. Es ridículo.

Las audiencias son públicas y nunca nadie hay de público, más allá de los redactores periodísticos que acechan los Juzgados en busca de carnaza. Uy !! y si hay cuestiones previas… no hay quién entienda nada de lo que se va sucediendo en la Sala. Hablo desde una perspectiva SOCIAL que impide a los ciudadanos SER PARTE en SU PROPIO sistema de Justicia, reservándose éste para una élite minoritaria que ha tenido el tiempo, la motivación, la oportunidad y los recursos materiales suficientes como para formarse. El Derecho debería de ser un mecanismo de defensa para todos los ciudadanos; tendría que ser una herramienta accesible a todas las personas que componen la sociedad, y no un jeroglífico de imposible descifrado. Si la ciudadanía participa, en cierto modo, en los poderes legislativo y ejecutivo mediante el derecho de sufragio, ¡qué menos que poder entender lo que sucede en el judicial! NO?

DIARIO DE NAVARRA

PUBLICACIONES